Centros de Comando y Control Integrados mejoran en un 66% el tiempo de respuesta en una emergencia.

El avance tecnológico permite aplacar el impacto de una crisis que puede desencadenar una catástrofe natural o una emergencia ocasionada por el crimen organizado y el terrorismo. Los Centros de Comando y Control Integrados actualmente permiten la acción inmediata dando protección a millones de personas y reduciendo las pérdidas materiales y económicas.
 
En 2006 el Reino Unido llevó a cabo la implementación de más de 4 millones de cámaras para controlar el crimen organizado y el terrorismo. Según un informe elaborado por la Red de Estudios sobre la Vigilancia, en ese año había una cámara por cada 14 personas. 
 
Y aunque ha recibido críticas, porque figura dentro de los países más vigilados del mundo, en retrospectiva se observa un efecto positivo, al menos así lo señalan desde el gobierno británico: gracias a la implementación de la videovigilancia por circuito cerrado (CCTV) sólo en 2010, 2.512 delincuentes fueron detenidos gracias a este sistema. Seis por día. 
 
De hecho, la instalación de cámaras de videovigilancia en las calles de Londres ha sido una constante desde la década de los ochenta. Por ello es que este modelo se comenzó a replicar en países de la región como Perú, Brasil, México y Chile no estuvo exento en su implementación, ya que mejoran en hasta un 66% el tiempo de respuesta en una emergencia, al menos así lo reveló la multinacional Hytera, líder en la provisión de equipos y soluciones de comunicaciones de misión crítica, con 30 años de experiencia. Esta solución integrada a un Centro de Comando y Control con comunicaciones y análisis de datos se traduce en minutos vitales para reducir drásticamente su impacto negativo, ayudando con ello tanto a salvar vidas como a reducir las pérdidas materiales y económicas.
 
La implementación de sistemas de comando y control integrado convergentes más sofisticados en estándares abiertos o que acojan múltiples tecnologías, favorece la prevención, manejo y análisis de los incidentes. “No es la cantidad de cámaras, sino las tecnologías aplicadas e integradas, así como la coordinación de aspectos claves como llamadas de emergencia tipo 911, geolocalización, voz, datos y video, los que mejorarán la capacidad de respuesta ante amenazas. Para eso están los Centros de Comando y Control que enlazan la comunicación inteligente con la toma de decisiones”, comenta el presidente de grupo Hytera para Latinoamérica Sur, Luis Pérez.
 
Y agrega: “En los Centros de Control y Comando Integrados podemos encontrar todas las herramientas necesarias para minimizar el tiempo de reacción en caso de emergencia, para tomar las decisiones en tiempo récord, con una información de base confiable”, comenta el presidente de grupo Hytera para Latinoamérica Sur, Luis Pérez.
 
En este caso, Hytera, firma internacional especializada en seguridad pública y comunicaciones en misión crítica, cuenta con una solución de Centro de Comando y Control Integrado que permite la administración de la emergencia de manera remota conectando a las radios de banda estrecha sobre estándares abiertos de comunicación de misión crítica (como la tecnología europea TETRA que es un estándar mundial para la transmisión segura de voz y datos), los sistemas de banda ancha como LTE 3GPP (Evolución a Largo Plazo, en inglés), cámaras personales profesionales (Bodycam), sistemas de videovigilancia CCTV, e interconexión a las bases de datos de seguridad que permiten procesar en tiempo real toda la información recopilada y crear mapas dinámicos interactivos tales como mapas de calor de despliegue de personal o de patrullaje y mapas de calor de índice delictivo.
 
Los elementos antes mencionados ayudan a definir la planificación operativa a fin de hacer más eficiente la gestión y evaluar su desempeño, insumo que sirve para reforzar los esfuerzos de prevención e inteligencia contra el crimen y la atención de emergencias. Estos sistemas ya se están aplicando con éxito en la región.
 
Países de la región como Brasil, México y Perú están implementando estos centros integrados para lograr captar toda la información de campo. En este ámbito, destaca TETRA, cuya ventaja es dialogar con cualquier sistema que opere para el resguardo de las comunicaciones de misión crítica y que es muy usado en países desarrollados. Incluye comunicaciones LTE de misión crítica, cuya red sigue operativa incluso en cortes de energía o de internet, por lo que es ideal para circunstancias de emergencias, funciona incluso sin señal.
 
 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.