“Se hace más urgente que nunca tener una visión macro y no poner a todas las pymes en un mismo saco”

  • Carlos NXO
  • 30 abril, 2021
  • Comentarios desactivados en “Se hace más urgente que nunca tener una visión macro y no poner a todas las pymes en un mismo saco”

Gina Ocqueteau, emprendedora, fundadora de Crosscheck y ex presidenta de la Asech

 

En el actual escenario de crisis sanitaria y económica a nivel mundial los emprendimientos y pymes cumplen un rol fundamental en nuestra sociedad, ya que son el motor de la economía nacional y una alternativa de solución a problemas o necesidades reales de las personas, y que durante estos últimos meses se han visto enfrentadas a muchas dificultades a raíz de las restricciones de desplazamiento y hasta de poder vender sus productos en algunos casos, lo que sin duda los golpea tanto anímica como económicamente. Veníamos saliendo del estallido social y algunos ya se estaban recuperando, pero con la realidad de hoy un gran número de pequeños y medianos empresarios o empresarias han debido cerrar sus negocios o simplemente han quebrado. 

 

Ante este negativo contexto, y según la emprendedora Gina Ocqueteau, fundadora de Crosscheck – empresa dedicada a generar conocimiento y desarrollar acciones en torno a la gestión de emergencias y prevención de riesgos – y ex directora de la Asech, es justamente cuando “se hace más urgente que nunca tener una visión macro y no poner a todas las pymes en un mismo saco”, ya que si bien las medidas del Gobierno  no han sido malas y han ayudado a determinados grupos, “el problema es tan complejo que se hacen insuficientes”,  por lo que se deben buscar y trabajar en medidas focalizadas para cada sector emprendedor y pyme.

 

Además, en esta entrevista en profundad con E-negocios, Gina Ocqueteau aborda la actualidad del emprendimiento en Chile ante el escenario de crisis, las medidas que han tomado las autoridades para ir en ayuda de las pymes, el rol que debería tener la Asech para resguardar las interesas del sector, el panorama nacional respecto a la participación de mujeres en el mundo laboral y mucho más. 

 

¿Cómo se ha visto impactado el ecosistema del emprendimiento nacional con la pandemia? 

 

No hay duda de que el emprendimiento nacional se ha visto afectado por la pandemia en distintos niveles. El principal problema que han debido enfrentar las pymes es el riesgo creciente de quiebra por la falta de liquidez tras la paralización de actividades y baja de ventas. Es un problema que se ha vivido en distintas industrias, pero especialmente e n aquellas relacionadas con el turismo, comercio y ventas. Muchas empresas que estaban en proceso de crecimiento se vieron detenidas en este proceso y no todas estaban preparadas para los desafíos del e-commerce, cuyo desarrollo implica más recursos y capital humano. 

 

¿Qué te parecen las medidas que ha realizado el Gobierno para ir en ayuda de las pymes y el sector emprendedor? ¿Van en el camino correcto?

 

Creo que las medidas que ha impulsado el Gobierno no han sido malas y han ayudado a deteminados grupos. No obstante, el problema es tan complejo que se hacen insuficientes. Hay muchas empresas medianas que cuentan con todos los requisitos y pudieron acogerse a estos beneficios, pero también existen muchas de menor tamaño que no han podido acceder al no reunir las condiciones requeridas. Estamos hablando de empresas que no cuentan con todos los estándares legales ni de información, pero aún así, la labor que realizan es fuente de ingresos para su entorno. Ellos han sido los más perjudicados y creo que es fundamental no solo capacitarlos en los aspectos que les falta por desarrollar, sino también darles más opciones para que puedan desempeñar su trabajo, facilitarles las herramientas necesarias. Un bono o crédito es una solución temporal, pero cuando miramos a largo plazo, queremos que las pymes del país cuenten con la profesionalización necesaria para consolidarse a largo plazo y también esté preparadas para cuando la economía se vuelva a abrir. 

 

Fuiste directora de la Asech por más de dos años, ¿cuál consideras debería ser hoy el rol de la Asech en el escenario actual de crisis?

 

Creo que cualquier gremio que defienda los intereses de los emprendedores del país debe enfocarse en proponer políticas e implementar acciones que apunten a las necesidades específicas de cada emprendedor o emprendedora. Se hace más urgente que nunca tener una visión macro que no ponga a todas las pymes en un mismo saco, que no utilice una misma solución para todos y que implemente en cambio medidas sectorizadas, además de un programa de recursos y asesoría. Sólo así podremos pasar a un verdadero círculo virtuoso, a un aporte integral al mundo del emprendimiento. 

 

¿Cómo ves el panorama nacional respecto a la participación de mujeres en el mundo laboral? ¿Sigue existiendo una brecha muy grande en Chile?

 

Lamentablemente sigue existiendo una brecha y en los últimos meses ha aumentado. Hace pocos días un análisis elaborado por PwC Women in Work Index reveló que como resultado de la pandemia, el progreso de las mujeres en el trabajo podría volver a los niveles de 2017 para fines de 2021. Y en el caso de Chile, a nivel OCDE es el país que muestra la mayor caída en el puntaje total, retrocediendo 13% y quedando en la posición 31 de 33 naciones. 

 

Esto refleja que el empoderamiento económico femenino se ha visto golpeado y que muchas mujeres chilenas sienten que el daño del COVID-19 y las políticas de respuesta y recuperación del Gobierno han sido desproporcionadas en comparación con los hombres. Muchas de ellas, antes empresarias o emprendedoras, debieron dejar de lado o descuidar sus trabajos para cuidar a sus hijos o realizar labores hogareñas, lo que aumenta la desigualdad. No estoy diciendo que eso esté mal, al contrario, pero sí debería ser una labor compartida por ambos géneros y en Chile estamos muy retrasados en este punto. 

 

¿Cree que se está haciendo un buen trabajo en cuanto a políticas públicas para empoderar a la mujer y potenciar su participación en campo laboral? 

 

Falta mucho por avanzar y creo que cuando la pandemia pase, será necesario implementar políticas públicas para mejorar los índices de emprendimiento femenino en el país. No solo con medidas gubernamentales, también requerimos la participación activa del mundo privado: por ejemplo, sería muy positivo incentivar que las grandes empresas cuenten con pymes dentro de sus proveedores. Así se contribuye a acabar con la desigualdad y fomentar la competencia en igualdad de condiciones. Actualmente el 86% de las compras en el país se hacen a grandes empresas y el 14% se hace a pymes. Si creamos políticas que ayuden a emparejar estos índices y si además creamos un incentivo para las pymes lideradas por mujeres, estamos al mismo tiempo dando valor al emprendimiento y emparejando la cancha para quienes se han visto más perjudicadas. 

 

Actualmente eres CEO de WayGroup Chile y fundadora de Crosscheck, ambas entidades ligadas a la seguridad y prevención, pero ¿qué nos puedes contar de ti, sobre nuevos proyectos o planes a corto o mediano plazo?

 

Como CEO de Waygroup, mi misión es educar a las personas, brindar las mejores experiencias de realidad virtual en seguridad laboral y bienestar. Para eso usamos contenido de realidad virtual para sensibilizar, capacitar y entrenar a las personas de las organizaciones. Como enfermera de profesión, mi mayor interés es prevenir riesgos y si la tecnología puede facilitarnos el aprendizaje a través de experiencias inmersivas, seguiré trabajando para que estas herramientas lleguen a más y más personas.

 

Además, gracias a mi experiencia de Asech, siempre estaré ligada al mundo emprendedor y mi gran objetivo es que los desafíos que enfrentará Chile en los próximos meses en materia constitucional y eleccionaria, no nos hagan perder de vista la urgencia de entregar mayores herramientas y recursos a nuestras pymes. La reactivación económica no depende solo de las grandes empresas, todos debemos recuperarnos para que el país crezca.