Tras el retiro del 10%, el desconfinamiento y el apoyo fiscal, Banco Central mejoró visión para PIB 2020

  • Por Felipe Pinochet.

 

 

El Banco Central hizo entrega en su tercer Informe de Política Monetaria del año (IPoM), en el cual se vislumbra que lo peor de la crisis ya habría pasado, aunque para la entidad bancaria el avance será bastante lento y sujeto siempre al desarrollo de la pandemia. De esta forma, en junio se estimaban caídas entre un -7,5% y -5,5%, lo que últimamente ha cambiado y se esperan bajas no superiores al 5,5%.

 

Según el ente emisor, lo que ha ayudado a mejorar las estimaciones del consumo para este año, son los programas de ayuda directa como subsidios, postergaciones de pagos, rebajas impositivas, el levantamiento gradual de las medidas de control sanitario y la aprobación del retiro del 10% de los ahorros previsionales.

 

De igual forma, el BC toma con cautela estas estimaciones e indica que “el shock negativo provocado por la pandemia es muy significativo, lo que se refleja en el elevado número de personas y empresas que ha visto afectada su fuente de ingresos”. En esa línea, enfatiza que hay que “revertir la pérdida de empleos, la caída de ingresos de los hogares, el deterioro del consumo y mantener un flujo de crédito acorde con las necesidades de capital de trabajo e inversión de las empresas, constituyen los mayores desafíos para la recuperación económica y para el aporte de la política pública a la misma”.

 

En cuanto a la demanda interna, el BC prevé una menor caída (-7,1% frente al -10,4% de junio), favorecido por la inversión que pasa de esperar una contracción de 15,9% a 10,6%. Si bien menciona que las perspectivas para el consumo han mejorado, mantiene la previsión de -4,2%.

 

El presidente de la entidad, Mario Marcel, añadió que “el aumento del consumo que se financia con el retiro de los ahorros previsionales es de carácter transitorio, pero está ocurriendo en un momento muy importante del ciclo, en un momento de mayor debilidad en términos de ingreso y actividades algo que fue oportuno, y hacia delante puede ir siendo reemplazado por el consumo demanda financiado con ingreso de trabajadores que vayan recuperando el empleo”.

 

Por su parte, el ministro de Hacienda, Ignacio Briones, indicó respecto al retiro del 10%, que este será un efecto transitorio y de corto plazo, de allí que para él “lo que debería preocuparnos es cómo mantener y levantar la economía y no simplemente con una mirada corta. Ese es el desafío”, enfatizó.

 

En tanto, el informe reportó que el PIB del 2021 y 2022, crecerá entre 4% y 5%, y entre 3% y 4%, respectivamente. “Estas tasas de crecimiento son coherentes con un escenario sanitario que permita el avance paulatino del desconfinamiento, donde los sectores económicos continúen adaptando sus operaciones para desarrollar sus actividades y donde el crédito siga fluyendo para apoyar el proceso de recuperación”, señaló el BC.

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.