84% de los trabajadores de la construcción ha visto caer sus ingresos y solo 37% está trabajando

  • Por Felipe Pinochet.

 

 

Durante el pasado 1 de agosto, Cadem realizó una encuesta a mil trabajadores de la construcción, en la cual el 84% de quienes laboran en el rubro aseguraron haber visto una merma en sus ingresos producto de la contingencia, esto versus el 16% que declaró lo contrario, demostrando de esta manera que ha sido uno de los sectores más afectados por la pandemia del Covid-19 en nuestro país.

 

Además, del total de los encuestados, el 37% declaró estar trabajando, el 32% dijo haber sido desvinculado en este período y el 31% aseguró tener su contrato suspendido bajo Ley de Protección al Empleo.

 

En detalle, se muestra que en la Región Metropolitana solo el 22% está trabajando; un 42% suspendido y 36% cesante. En regiones, en tanto, el 56% está trabajando, el 18% suspendido y el 26% cesante.

 

El gerente de asuntos públicos y estudios cuantitativos de Cadem, Roberto Izikson, destacó que lo que ha influido negativamente en el sector es “la complejidad que ha significado las cuarentenas en términos de su costo para la actividad y para sus trabajadores”.

 

En cuanto a la caída de los ingresos, el 26% dijo que estos cayeron entre 31% y 50%. En orden, el 22% indicó haber visto una merma en sus remuneraciones entre el 51% y el 70%, mientras que el 21% de los encuestados acusó caídas de más del 71%.

 

En tanto, el 88% de quienes participaron en esta encuesta están de acuerdo con volver a sus puestos de trabajo, mientras que el 10% opina lo contrario, y solo el 2% no se inclina por ninguna de las dos o no sabe qué responder. Esto iría en línea con lo que indicó el presidente de la Cámara Chilena de la Construcción (CChc), Patricio Donoso, respecto a retomar la actividad.

 

En esa línea, el 76% de estos se mostró de acuerdo con que la construcción pase a ser declarada como actividad esencial, mientras que solo el 22% dijo lo contrario. Izikson destacó este punto ya que daría cuenta de una fuerza de trabajo que está a la espera de mejores condiciones para poder retomar sus funciones. Sin embargo, también advierte que en un apartado de la medición se les preguntó a los encuestados sobre los principales miedos de la vuelta al trabajo, y “el mayor temor responde al riesgo de contagio durante el traslado hacia las obras (55%)”.

 

Por su parte, Donoso sostuvo que los resultados de esta encuesta “vienen a confirmar la realidad que enfrenta el sector, sobre todo la que viven quienes están suspendidos y cesantes”. “Se puede hacer una integración entre el cuidado de la salud y la posibilidad de desarrollar, nosotros como empresa somos los que debemos priorizar y dar esas garantías”, enfatizó.

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.