Exportaciones chinas suben al ritmo más rápido en siete meses, pero las importaciones caen

  • Por Felipe Pinochet.

 

 

Los datos entregados por Aduanas este viernes 7 de agosto demuestran que las exportaciones en China aumentaron en el mes de julio un 7,2% en comparación al año anterior, lo que es el ritmo más rápido desde diciembre de 2019. Estas cifras están por encima de la caída del 0,2% esperada por los analistas y del aumento del 0,5% en junio.

 

En contraparte, las importaciones volvieron a la contracción, sin alcanzar las expectativas del mercado de un aumento del 1,0%, puesto que habían vuelto a crecer en el mes anterior.

 

Sin embargo, las importaciones petroleras de China aumentaron un 25% en julio frente al año anterior, ante la llegada de las grandes compras realizadas cuando los precios colapsaron en abril y después de que algunos cargamentos retrasados en puertos en junio fueron liberados finalmente por las aduanas.

 

De esta manera, el superávit comercial del gigante asiático para julio se situó en US$62.330 millones. En junio, la cantidad en que los ingresos superaban a los gastos fue de US$46.420 millones.

 

Esto supera en gran medida lo previsto por los analistas, quienes pronosticaban un superávit de US$42.000 millones para el séptimo mes del año.

 

Louis Kuijs, jefe de estudios económicos de Asia en Oxford Economics, señaló tras el análisis de estas cifras que “los datos están en consonancia con nuestra previsión de que las exportaciones se recuperen de forma más decisiva en el segundo semestre junto con la economía mundial”. “Sin embargo, el camino a seguir puede ser accidentado ya que los nuevos pedidos de exportación siguen siendo débiles y el camino de la recuperación será desigual entre las distintas economías”, advirtió Kuijs.

 

De esta forma, la economía de China estaría saliendo gradualmente de una contracción récord en el primer trimestre, pero hay dudas de que se pueda mantener el impulso debido al impacto que pueda tener en la demanda el aumento de los casos de coronavirus en todo el mundo. El consumo de China, al igual que la mayoría de los países, también se ve atenuado por la pérdida de puestos de trabajo y la preocupación por el resurgimiento de las infecciones.

 

 

Publicaciones relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.