Personas en quiebra superan los 2.600 en lo que va del año y suben 22% durante junio

  • Por Felipe Pinochet.

 

 

En el último reporte de la Superintendencia de Insolvencia y Reemprendimiento, las solicitudes de quiebras (liquidaciones) de personas naturales subieron 21,9% en junio, totalizando 462. En el semestre, en tanto, el balance arrojó que 2.673 personas se declararon en quiebra, lo que representa un incremento de 14,7 % en relación al mismo período anterior, mientras que los procesos de renegociación, la cifra es bastante menor y solo llega a 49.

 

De esta forma, el escenario económico del país continúa con dificultades para resurgir durante esta pandemia por Covid-19, acercándose a lo proyectado por el Banco Central de un crecimiento de -7,5%. Además de las quiebras, tanto de empresas como de personas, la situación de crisis sanitaria y social está comprometiendo distintas variables como el desempleo y los ingresos de las personas.

 

El superintendente de Insolvencia y Reemprendimiento, Hugo Sánchez, señaló que “las cifras entre abril y junio de este año, lapso donde se endurecieron las cuarentenas y las restricciones de desplazamiento, muestran que 1.376 personas se acogieron a procedimientos de liquidación, un 15% por sobre lo que tuvimos en igual periodo de 2019, así que efectivamente hay un ligero efecto en estas cifras”.

 

En tanto, expertos afirman que esta situación se relaciona directamente con la pérdida de empleo y de ingresos de las personas y, por ende, la primera forma de paliar las deudas es acogiéndose a la Ley de Quiebra.

 

A su vez, Pedro Eguiguren, socio director de Eguiguren abogados, explicó que para “quienes se acogieron a la Ley de Protección al Empleo o bien postergaron sus dividendos por el tiempo transcurrido, dichos beneficios o medidas se están agotando, provocándose necesariamente una cesación de pago en obligaciones por parte de las personas”.

 

Mientras que Ricardo Ibáñez, socio fundador de Defensa Deudores, puntualizó que “las familias chilenas llegan sobre exigidas y estresadas financieramente a esta pandemia ya sin capacidad de crédito”.

 

En cuanto a las empresas, las cifras muestran un menor incremento en los procesos de liquidación. En junio subieron apenas 1,4% en doce meses (143), y entre enero y junio el alza fue de 3% totalizando 846 compañías.

 

Respecto a las empresas, Hugo Sánchez mencionó que “al cierre del primer semestre solo tuvimos incrementos en las liquidaciones, tanto de personas como de empresas, pero muy menores si hacemos una comparación con periodos anteriores. Lo que hemos visto en otros años es que la liquidación de empresas crecía a una tasa del 20%, lo que hemos visto en este primer semestre, es que ese procedimiento tuvo un incremento del 3%”.

 

“Las cifras aún no reflejan la profundidad del problema, porque los tribunales de justicia no están trabajando a la plenitud de sus capacidades. Además, los  procedimiento requieren de múltiple información que no es de fácil recolección, como los últimos balances, los estados de las deudas, las nóminas de los trabajadores, inventario que hoy no es fácil de recopilar. Va a seguir el aumento de solicitudes de quiebras, ya que todo indica que el desempleo debiese al menos duplicarse”, agregó Ricardo Ibáñez.

 

En lo que se proyecta para el segundo semestre, Pedro Eguiguren indicó que “el panorama para el segundo semestre de este año es negro, ya que las empresas tendrán que empezar a funcionar, pero a media máquina, sin ser esto sostenible en el tiempo”.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.