Mayores restricciones de bancos en otorgamiento de créditos hipotecarios y de consumo disminuyen demanda

  • Por Felipe Pinochet.

 

 

En medio de la fuerte crisis social por la pandemia del Covid-19, en el segundo trimestre se sumó el acceso más complejo para el financiamiento de viviendas, esto de acuerdo a la Encuesta de Créditos Bancarios dada a conocer este lunes por el Banco Central para los créditos hipotecarios, donde la fracción de entidades que reportan condiciones más exigentes aumenta desde 55% a 82%.

 

En tanto, la proporción de bancos que reporta condiciones más limitadas en consumo, se mantiene relativamente estable, disminuyendo desde 83% a 75%. De igual modo, en esta cartera, la proporción de entidades que señalan condiciones sustancialmente más restrictivas, pasando de 25% a 42%.

 

Hablando de grandes empresas, la fracción de bancos que reporta estándares más estrictos de otorgamiento de crédito, pasa desde 79% a 93%. En tanto, para las pymes, dicha proporción aumentó a 82%. Asimismo, se incrementa la proporción de bancos que informan estándares algo más flexibles a este segmento (de 9% a 18%).

Para las empresas constructoras e inmobiliarias, las condiciones de oferta de crédito en el período continúan siendo restrictivas para la mayoría de los bancos consultados. Para el primer segmento, la fracción de entidades que reporta condiciones más estrictas es similar a la del período anterior (91%), mientras que para las compañías del sector inmobiliario, esta fracción se redujo desde 91% a 82%.

Estas modificaciones de los bancos han traído una baja en la demanda, tanto en los créditos hipotecarios como de consumo, volviéndose menos dinámica en el segundo trimestre del 2020.

Para ambos segmentos, la totalidad de los bancos encuestados reporta que las solicitudes de financiamiento disminuyeron en el período. De igual forma, se destaca el aumento de la proporción de bancos que estima que la demanda se debilitó sustancialmente en el período, desde 25% a 75% para la cartera de consumo, y desde 9% a 64% para los créditos de vivienda.

En cuanto a las grandes empresas, la fracción de bancos que considera que la demanda se debilitó, aumenta desde 14% a 36%, mientras que disminuye la de aquellos que perciben un fortalecimiento, desde 43% a 36%.

Mientras que para las pymes, la demanda se percibe con mayor dinamismo para un 46% de los bancos consultados, versus 27% el trimestre anterior, y la proporción de bancos que reporta un debilitamiento, se reduce desde 46% a 36%.

Respecto a la percepción de la baja en la demanda de empresas constructoras e inmobiliarias,  para el primer sector se mantiene en 64%, mientras que para el segundo esta apreciación aumenta de 64% a 73% de los bancos consultados.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.