Desempleo subió a 11,5% en junio y en un año se perdieron más de 2 millones de puestos de trabajo

  • Por Felipe Pinochet.

 

 

 

De acuerdo al último informe realizado por el Centro de Encuestas y Estudios Longitudinales de la Universidad Católica, la tasa de desempleo subió a 11,5% en la última semana de junio, frente al 11,2% de fines de mayo, cifra que superó los dos millones de puestos de trabajo y de paso demuestra nuevamente el impacto de la pandemia por el Covid-19 en el mercado laboral y en la actividad económica del país.

 

No obstante, el director del Centro de Encuestas, David Bravo, señaló que la cifra no refleja la magnitud del impacto de la crisis dada la gran cantidad de personas que han salido de la fuerza laboral. “El desempleo es de dos dígitos y es alto, pero la tasa se ha contenido, ¿por qué el desempleo no ha saltado?, si sumamos a los 1,1 millones de personas inactivas que reconocen que si no estuviéramos en la actual crisis sanitaria estarían buscando trabajo, eso le pondría una enorme presión al mercado laboral, y si le agregamos una fracción de los que está bajo la Ley de Protección del Empleo, la tasa probablemente sería de 25% o 28%”, indicó el experto.

 

Sobre las perspectivas para los próximos meses, Bravo mencionó que “la magnitud de la crisis no se ve reflejada en la tasa de desempleo. Aún no hemos tocado fondo, hay una mayor proporción de personas confinadas y eso tiene como consecuencia un deterioro en el mercado laboral”.

 

Como contraparte, Bravo sostuvo que el severo efecto de la crisis se aprecia de mayor manera en la tasa de empleo. El indicador, que mide la proporción de personas en edad de trabajar que están ocupadas, cayó a 43% en junio frente al 44,6% de mayo, en lo que constituye una cifra histórica sólo comparable con los datos registrados en la crisis de los 80.

 

De esta forma, en un año se han perdido 2,1 millones de puestos de trabajo, al pasar los ocupados de 8,9 millones a 6,2 millones, sufriendo el mayor impacto los trabajadores de casa particular con una caída de 70%; seguido de los trabajadores por cuenta propia con un retroceso de 27%; y los asalariados con un descenso de 20%.

 

De acuerdo a la encuesta por primera vez la cantidad de inactivos, es decir, las personas en edad de trabajar que no está buscando un empleo, superó a la fuerza laboral, que suma a los ocupados con los que buscan trabajo. Así los inactivos llegaron a 8,12 millones frente a los 7,68 millones que suman la fuerza laboral.

 

Por último, el sondeo arrojó que frente a la pregunta de si no estuviéramos en medio de la crisis sanitaria habría buscado empleo en junio, 1,1 millones de personas que no lo están haciendo respondieron que sí lo habrían hecho.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.