Corredores de buses: eficiencia y mejoras en el transporte público

En una reciente investigación conjunta de Hugo Silva, Leonardo Basso, investigadores del Instituto Sistemas Complejos de Ingeniería, ISCI, y Fernando Feres de la Universidad de Chile, constató el enorme potencial de los corredores de buses para mejorar el sistema y el bienestar de las personas.
 
Debido a las externalidades negativas producidas por los viajes en auto: “Si se implementa de buena manera, construir corredores en calles donde circulan autos y buses juntos podría disminuir los costos de viaje y los de operación.” Hugo Silva. Esto porque disminuyen los tiempos de viaje y duración del período punta. “Al reducir los tiempos significativamente, se puede aumentar la frecuencia sin aumentar el gasto.”.
 
En términos monetarios como de tiempo, el costo para usuarios baja, debido a la implementación de la infraestructura de vías rápidas. Lo que se traduce en confiabilidad en la operación de buses, ya que se evitan problemas atribuidos al tráfico mixto o tacos.
 
De esta forma: “primero, como mostramos en nuestro estudio, la calidad del servicio de buses mejora significativamente con los corredores y esto genera beneficios tanto para las personas como para los operadores. 
 
Segundo, que construir vías expeditas para el transporte público a tiempo y con inversiones apropiadas, sin gastos excesivos, es responsabilidad del Gobierno. Hacer un esfuerzo en la construcción de corredores mejoraría no sólo el tránsito de la ciudad, sino que todas las actividades que se sustentan gracias al transporte.”
 
Por último, el sistema de vías exclusivas podría ser puesto en marcha en otras ciudades del país, colaborando con la reducción de costos asociados a la congestión, lo que sólo en Santiago significa un gasto de cerca de 106 mil millones.
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.