Número de trabajadores suspendidos sigue en aumento y existe incertidumbre por futuro de sus empleos

  • Por Felipe Pinochet.

 

 

En un nuevo informe entregado por la Superintendencia de Pensiones sobre la evolución del uso de la Ley de Protección al Empleo, se evidencia el sostenido aumento de los trabajadores acogidos, donde las cifras hasta la semana pasada mantenían a un total de 610 mil personas. Hoy, ese número subió a 623.501 empleados que representan un universo de 101 mil empresas. Sin embargo, un porcentaje alto de organizaciones que ha recurrido a la normativa ve complejo el  seguir manteniendo a sus funcionarios.

 

Los trabajadores con contratos indefinidos concentran la mayor cantidad de suspensiones, con un 85,2% del total, mientras que los contratos a plazo fijo/obra o faena concentran el 14,8%.

 

Por rubros, los datos continúan sin mostrar cambios. Comercio al por mayor y al por menor es el sector con mayor número de trabajadores acogidos a la Ley, con un total de 145.215, lo que corresponde al 23,3% del total de solicitudes. Construcción se mantiene en el segundo lugar con 119.843 (19,2% del total), y Actividades de Alojamiento y de Servicio de Comidas, con 112.802 (18,1%).

 

Otro termómetro para el mercado laboral son las cartas de despidos que mensualmente informa la Dirección del Trabajo (DT). De acuerdo al boletín, en mayo las cartas totales llegaron a 159.092, lo que se traduce en una baja de 16,1% en comparación a mayo del año pasado. Si se compara con abril, se ve una caída de 33%. En tanto, al analizar las cartas de despidos por necesidad de la empresa, estás en doce meses muestran un alza de 35,2% al llegar a 47.209.

 

Por otra parte, un sondeo del Banco Central indica que casi la mitad de las empresas con trabajadores suspendidos, mediante la Ley de Protección del Empleo, asegura que los despedirá.

 

La encuesta del instituto emisor (aplicada a 230 empresas de todas las regiones y todos los sectores económicos que participan en el Informe de Percepción de Negocios), señala que el 47% de las empresas consultadas asegura que deberá despedir a los trabajadores acogidos a la nueva normativa, aunque tienen la expectativa de reincorporarlos en el futuro.

 

En tanto, un 24% dice que buscarán mecanismos para no terminar con su relación laboral aunque sin poder mantener sus remuneraciones; y un 15% asegura que buscará fuentes de financiamiento para mantener las remuneraciones de los trabajadores.

 

Otros son más tajantes, y un 6% señala que estarán obligados a terminar con la relación laboral sin expectativas de reincorporarlos en el futuro. De hecho, un porcentaje elevado de ellas ya despidió personal desde marzo a la fecha, y “alrededor de un tercio cree que estas desvinculaciones tendrán un carácter permanente”, señala el reporte.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.