Banco Central está de acuerdo en limitar cambios de fondos en AFP y evita hablar de “corralito”

  • Por Felipe Pinochet.

 

 

Esta semana el Banco Central se mostró a favor de las indicaciones presentadas por el Gobierno que buscan limitar los cambios de fondos en las AFP, esto luego que su presidente, Mario Marcel, señalara en una presentación ante los diputados de la Comisión de Hacienda –a la que también fue invitado Gino Lorenzini de Felices y Forrados (FyF)- que estaría de acuerdo con la medida, pero negó que se tratara de un “corralito”.

 

El timonel del ente emisor defendió los últimos cambios al proyecto que el Ejecutivo ingresó la semana pasada al proyecto, ya que «no es inusual que hayan limitaciones a la libertad de elegir el destino o la inversión de los ahorros previsionales. Hay muchos países que tienen un número acotado de multifondos con restricciones», aseguró. Además, recalcó que la urgencia de discusión de la iniciativa «aumenta en un contexto en que también ha aumentado la volatilidad de los mercados financieros y la incertidumbre».

 

Por otro lado, Marcel indicó que no está de acuerdo con que se llame “corralito” a esta limitación en cambios de fondos, concepto que ha sido adoptado por los asesores y los parlamentarios. En este sentido, el presidente del BC puso hincapié en que cuando se usan estos términos, se evoca una serie de situaciones que «a veces nos aparta de lo que se está discutiendo. Un ‘corralito’ como todos sabemos fue algo que ocurrió en Argentina, que restringió el retiro de depósitos bancarios y por supuesto acá no hay nada que tenga que ver con eso», precisó.

 

FyF ha utilizado el concepto “corralito” para referirse a la restricción de traspasos que propone el proyecto, por lo que se esa vereda, Lorenzini insistió en que la ley discrimina a una persona por su nivel de ingreso en la cuenta obligatoria. «No tiene un sentido constitucional, por eso hablamos del término ‘corralito’. Cuando la propuesta legislativa pasa de cuatro a 120 días, claramente es un ‘corralito’ porque en 120 días se puede ver afectado el patrimonio de los trabajadores», detalló.

 

En respuesta, Mario Marcel señaló que se le podría poner el nombre de ‘corralito’ a cualquier cosa que «restringa las decisiones de las personas. Por ejemplo, a que no se pueden retirar los fondos de pensiones hasta que uno se jubila. No puede ser lo mismo restringir o limitar a un afiliado mayor de 60 años a que invierta en un fondo riesgoso, que prohibirle a las personas retirar sus depósitos. Este tipo de concepto al final conspira en contra de construir un marco regulatorio que actúe en beneficio del interés común», aseveró.

 

El presidente del BC continuó defendiendo su posición y recordó el informe que hizo la OCDE, donde precisamente se comentaba que es necesaria una regulación de este tipo, y se ejemplificaba con otros países donde también ocurre. “No es inusual que haya limitaciones a la libertad de elegir el destino o la inversión de los ahorros previsionales”, señaló.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.