Congreso despachó proyecto que rebaja dieta parlamentaria tras 6 años de tramitación

  • Por Felipe Pinochet.

 

 

Finalmente este miércoles 13 de mayo el Congreso dio luz verde, tras 6 años de tramitación, al proyecto que regula la dieta parlamentaria y la de otras autoridades, esto luego de la aprobación del informe de la Comisión Mixta sobre la iniciativa por 36 votos a favor, por lo que la iniciativa estaría lista para convertirse en Ley de la República. Eso sí, con sustanciales cambios a la propuesta original.

 

Algunas de las modificaciones más relevantes corresponden a que no habrá rebaja transitoria del 50%, en cambio, se delegó al Consejo de Alta Dirección Pública (CADP) la responsabilidad de definirla. Esto se efectuará bajo criterios técnicos, en un plazo de 30 días para los parlamentarios y ministros; mientras que para los casos del Presidente de la República, seremis, intendentes, gobernadores regionales y personal contratado a honorarios de confianza, será de 90 días.

 

Ese proceso regirá hasta que entre en vigencia el sistema permanente que establece que cada cuatro años un organismo conformado por un ex ministro de Hacienda, un ex consejero del Banco Central, un ex contralor o subcontralor, un ex presidente de alguna de las ramas que integran el Congreso Nacional y un ex director Nacional del Servicio Civil, definirá (bajo criterios técnicos) las remuneraciones de los parlamentarios (sin considerar asignaciones), las que no podrán superar en ningún caso la del Jefe de Estado.

 

Esto deja al proyecto con las modificaciones que introdujo, en segundo trámite, la Comisión de Hacienda de la Cámara Alta, que provocó discrepancias con los diputados y que obligó a llevarlo a la instancia conjunta. Así mismo, la iniciativa dejó fuera de este ajuste de sueldos a los integrantes del Poder Judicial, Ministerio Público, alcaldes y concejales.

 

El senador de Renovación Nacional, José Manuel Ossandón, criticó la tramitación del proyecto y a quienes afectaría, esto porque “discrepo que no entren los jueces, acá deben estar todos los altos sueldos del Estado. Y la Cámara de Diputados tiene una estrategia muy antigua, super fácil, aprobar un proyecto, sabiendo que la mayoría no están de acuerdo, y lo mandan al Senado para que lo arregle”.

 

En tanto, el diputado impulsor del proyecto, Gabriel Boric (CS), mencionó tras la aprobación que “lo que nosotros queríamos es que la dieta se rebajara inmediatamente en un 50%. Eso no fue posible porque la mayoría de los congresistas se opusieron, porque cuando tienen que defender sus privilegios lo hacen con uñas y dientes”.

 

Por su parte, el diputado Gonzalo Winter (CS), comentó que “aquí hay una noticia buena y una mala”, dado que la iniciativa se aprobó pero no en los términos que plantearon desde el Frente Amplio en un inicio. “El proyecto decía específicamente que había que rebajar la dieta parlamentaria en un 50% y aquí lo que se hizo fue otra cosa por indicaciones que nosotros perdimos aquí, en el Senado y en la comisión mixta”, señaló.

 

Así, después de 6 años, la iniciativa quedará en condiciones de ser promulgada como ley, una vez que sea revisada por el Tribunal Constitucional.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.