Concurso de emprendedores para soluciones de agua potable

Comienza la segunda etapa de Softys water  challenge: ya están seleccionados los primeros 20 proyectos. 
 
 
Con ideas que buscan condensar agua del ambiente, reciclar aguas residuales o potabilización de agua de mar, se inició la segunda fase del Softys Water Challenge, donde 20 proyectos seleccionados serán acelerados gracias al apoyo del Centro de Innovación UC Anacleto Angelini y Fundación Amulén.
 
Destaca entre los seleccionados, un 15% de mujeres emprendedoras, con historias personales que marcan fuertemente su motivación por encontrar soluciones de agua potable para comunidades carentes.
 
Con ideas que buscan condensar agua del ambiente, reciclar aguas residuales o la potabilización de agua de mar, se inició la segunda etapa de Softys Water Challenge. 
 
La iniciativa, desarrollada por Softys junto con el Centro de Innovación Anacleto Angelini de la Universidad Católica y la Fundación Amulén, seleccionó las 20 mejores iniciativas de innovación en agua, que mejoren el acceso a este recurso básico en comunidades vulnerables de Latinoamérica que hoy no cuentan con él.
 
 
Actualmente existen en Latinoamérica 37 millones de personas que carecen de acceso a agua potable, y casi 110 millones no tienen acceso a saneamiento. Esto afecta en múltiples dimensiones, con miles de mujeres y niños que deben privarse de trabajar y/o estudiar para dedicar su tiempo a trasladar agua a sus hogares, que muchas veces ni siquiera es potable.
 
 
Tras recibir más de 80 postulaciones, provenientes de 31 países, Softys Water Challenge inició el proceso de aceleración, donde las 20 soluciones preseleccionadas serán apoyadas en su desarrollo por el Centro de Innovación UC. Son soluciones provenientes de emprendedores/as de países como Chile, México y Perú, y también de otros países más lejanos con experiencia en esta temática como India o Rwanda. 
 
Esta fase de aceleración se realizará a través de un completo programa de acompañamiento para los innovadores, que dado el contexto de COVID-19 a nivel mundial, implicó el desarrollo de una potente metodología a distancia que además de dar el soporte, permita cuidar a todos los emprendedores/as participantes.
 
 
De acuerdo con Nicole Sansone, gerente de Personal Care y Sostenibilidad para Latinoamérica en Softys, “no hay higiene sin agua, y lo que busca esta iniciativa es acercar el agua potable a localidades que aún no cuentan con ella, sobre todo teniendo en cuenta el contexto del COVID-19, pandemia que nos ha hecho entender con mayor profundidad la importancia de este recurso para la higiene y salud de todos. De esta forma, materializamos nuestro propósito como compañía: dar el mejor cuidado que las personas necesitan en su día a día, y en cada etapa de sus vidas”.
 
 
En esa línea, la ejecutiva enfatiza en que hoy más que nunca queda demostrada la importancia del agua en la salud y la higiene para prevenir enfermedades, por lo que esta iniciativa conecta con la temática central dado el contexto actual.
 
“Todos los días la naturaleza nos muestra la fragilidad de la vida sin agua.
 
Primero con la sequía más profunda de la que nuestro país tenga memoria y ahora con una pandemia que ya cobra más de 100.000 muertos en el mundo y donde la norma de higiene básica es el lavado de manos. La soluciones tradicionales que demoran años ya no parecen ser una solución que ayude a la urgencia. Es por esto, que la innovación es el camino para avanzar y en este minuto cobra un sentido aún mayor el programa Softys Water Challenge, que convoca las mejores ideas para enfrentar esta grave situación en Latinoamérica. 
 
Dar solución a la escasez hídrica es urgente, pues el acceso a agua no es solo una necesidad básica de todo ser humano, sino también una herramienta clave para la superación de la pobreza y el desarrollo saludable de las comunidades”, menciona Rocío Espinoza, Directora Ejecutiva de Fundación Amulén.
 
 
Por su parte, Francisca Rojas, Subdirectora de Emprendimiento del Centro de Innovación UC explica que “estamos trabajando mano a mano con los 20 emprendedores seleccionados, que facilitan el acceso a agua potable con notables soluciones tecnológicas. Queremos que estos proyectos crezcan y se desarrollen en el proceso de aceleración, que toca aspectos técnicos, financieros y regulatorios, para poyar el bienestar de las comunidades aisladas con el acceso a este recurso”.
 
 
Tras el proceso de aceleración de las ideas, el próximo 17 de julio se darán a conocer las 10 soluciones finalistas, donde además habrá una votación abierta en la web del concurso para que las personas puedan votar por su proyecto favorito. Las tres soluciones finalistas serán elegidas por el jurado que participará del Bootcamp el 3 y 4 de Agosto, que también se desarrollará, de forma presencial, en el Centro de Innovación UC. 
 
Quien obtenga el primer lugar recibirá una orden de compra por parte de Softys para implementar su solución en alguna comunidad carente de agua potable en Latinoamérica.
 
 
Destaca entre los seleccionados un 15% de mujeres emprendedoras, sus historias personales son tan potentes que marcan fuertemente su motivación por encontrar soluciones de agua potable para comunidades vulnerables.
 
 
Las 20 soluciones en proceso de aceleración:
 
 
AeroNero India
AIDFI Filipinas
Bosaq Bélgica
Carex of Sweden Suecia
Cavoxd México
Ecosoft Singapur
Equabiotech Water Ecuador
FreshWater Solutions Chile
GWC Perú
Isapinher Colombia
Isla Urbana México
PWTech Brasil
Remote Waters Chile
Savia Argentina
Solar, aqua and light México
Water Access Rwanda Rwanda
WATER is LIFE Chile
Watergen Israel
Yaku Chile
Yawa Perú.