La incertidumbre en exportaciones chilenas ante el Coronavirus

  • Por Diego Ávila.

 

 

Cerca de US$100 millones podría ser la pérdida de los exportadores nacionales si continúan los efectos del coronavirus en China, ya que el gigante asiático es el principal socio comercial de nuestro país y el daño colateral tendría directa relación con la economía chilena, afectando a diversas empresas, pymes y emprendedores de distintos rubros. Según cifras del Servicio Nacional de Aduanas, los envíos totales a China bajaron 10% en enero, mientras que uno de los puntos más afectados fue el sector frutícola, con una caída del 22,3%.

 

Sebastián Maturana, director comercial de Puente Austral & Maturana Wines, empresa que se dedica a la exportación de vino, expresa su preocupación por el virus que afecta al país asiático, puesto que la inquietud que ha instalado esta enfermedad afecta directamente al producto como tal, su venta y los plazos que estaban definidos con anterioridad. “Los programas estipulados de compras anuales se han ido a la baja debido a la incertidumbre de lo que está pasando y de lo que va a pasar, ya que no tienen un plazo específico para poder reorganizar los programas de compras que uno tenía estipulado, afectando directamente a los clientes, ya que los plazos de los créditos con los que trabajamos no están en concordancia con la compra y venta de los vinos, generando dudas en las proyecciones de venta y pago”, explica.  

 

Para aterrizar la importancia que le da Puente Austral y Maturana Wines a China en el negocio de exportación de vinos, Sebastián indica que “para nosotros el mercado chino es el principal en términos de volumen de venta y en términos de precio, convirtiéndose en un gran problema, ya que nos genera un aproximado de 40% de nuestras ventas y ahora ese 40% lo tenemos que ir a buscar a otro lado”.

 

 

Por su parte, Oscar Contreras, Director Tesorero de la Cámara de Comercio Chile Asean A.G, entiende que si bien el virus no ha llegado al país, afecta de una manera directa a la economía chilena, puesto que “se están sintiendo los efectos en las exportaciones principalmente de vinos, mariscos y cerezas, que bajaron entre 50% y 60% desde el brote de coronavirus, según la agencia gubernamental de promoción de exportaciones, ProChile”.

 

Además, Oscar deja en claro que si bien no existe una cura en el corto plazo para el virus, y por lo mismo es difícil ser optimistas por el momento, la enseñanza es clara: “como aprendizaje queda seguir avanzando en más tratados internacionales, de manera de tener muy diversificado el destino de las exportaciones y así mitigar cualquier efecto no controlado por nuestro país, y ese ha sido nuestro trabajo desde la Cámara de Comercio Chile Asean a lograr, dando a conocer el mercado de Sudeste Asiático, que agrupa una población cercana a los 700 millones de habitantes y con una economía emergente, con países como Singapur, Malasia, Tailandia, Indonesia, Vietnam, Filipinas, como potenciales destinos de nuestras exportaciones”.