María Gracia Aninat: Valentía, coraje y optimismo

Por javiera Navarrete.
 
Lanzar un producto de manera independiente resulta un desafío para cualquier persona en el mundo del emprendimiento, esto implica sacrificios y recompensas, sin embargo lo importante es la constancia y la convicción por sobre todas las cosas. 
 
Conversamos con María Gracia Aninat más en profundidad, adentrarnos en su trabajo, para comprender sus motivaciones y la historia detrás de la creadora de una marca de pañuelos que le da otro sentido al diseño independiente, entregando un mensaje profundo de valentía y optimismo.
 
“Para mi significa saber adaptarse a los tiempos de hoy y a lo que necesitan los consumidores que cada vez buscan marcas o emprendimientos con sentidos valóricos o éticos o que defiendan alguna problemática del mundo y que buscan conectar con sus decisiones de compra en esas marcas que comparten sus mismo valores” 
 
La diseñadora y publicista atravesó una historia de superación viviendo una enfermedad compleja como lo es el cáncer a la tiroides, luego de experimentar en carne propia aquella experiencia crea su propia línea de pañuelos “con sentido social-solidario”  y nos comenta lo siguiente:
 
“ La idea y la inspiración nace un poco de mi propia historia con el cáncer en el año 2010 quería darle un trasfondo un mensaje con un significado potente a lo que significa un pañuelo y poder dar algo más que solo un accesorio bonito”  
 
 
A continuación dejamos la conversación que tuvimos con María Gracia en donde nos cuenta desde lo más íntimo lo que significó en términos personales la creación de “Una bandera de lucha” como les llama ella… 
 
¿Fue muy complicado concretar la idea y crear un emprendimiento? 
 
Más que complicado, fue un proceso desafiante y lo sigue siendo. En el camino de armar la idea y la marca te vas encontrando con diferentes obstáculos buenos y malos, desde crear el logo de la marca, qué nombre ponerle, qué colores usar, con qué diseños empezar, con qué fundación generar la alianza, qué tela será la mejor etc. 
 
Cada paso era un pequeño descubrimiento que se tenía que trabajar con paciencia y con amor porque cada detalle significará algo en el proceso, en la comunicación y en el sentido que yo le quería dar. Todo fue escogido con pinzas para que así todo tenga una coherencia conmigo y con lo que quiero proyectar con este emprendimiento. Hay un pedacito de mi en cada cosa que se hace. 
 
¿ Cómo podrías definir tus pañuelos con sentido social y cuáles serían las caracteristicas que los diferencias de otros? 
 
Para mi el concepto principal en el que podría definir mis pañuelos es con la palabra bandera. Yo quiero convertir el pañuelo en una bandera de lucha, de fuerza por el cáncer, una bandera que la puedan llevar no solo quienes padecen la enfermedad, si no también quienes quieran ayudar de alguna forma y no tienen cómo hacerlo. 
 
Lo característico de cada diseño de cada pañuelo es que tienen una historia que contar, tienen colores, figuras, formas únicas que cuentan y transmiten una historia, un pensamiento, un sentimiento que el cáncer ha sacado a relucir. 
 
¿Cómo ha sido el recibimiento de tus productos? ¿Cómo los diste a conocer? 
 
Mi emprendimiento lo di a conocer a través de instagram y para el lanzamiento de la primera colección, contacté a varias influencers que pudieron dar a conocer un poco de lo que se trataba todo esto a través de sus propias cuentas. 
 
El recibimiento me ha dejado la verdad muy sorprendida, la respuesta ha sido increíble, súper positivo, de mucha buena onda y apoyo por lo que se hace y por el mensaje que estoy dejando y de gratitud. Poder llegar a conectar con gente que padece cáncer o ha tenido experiencias cercanas con esta enfermedad y que se sientan identificados es realmente gratificante, me llena el alma de felicidad y de ganas de seguir haciendo esto. 
 
¿Cómo ha sido tu carrera después de la creación de tu concepto? 
 
Mi carrera no ha cambiado mucho desde que empecé con este proyecto. Aún sigo trabajando en Publicidad, me ayuda a financiar en parte el emprendimiento, pero si se me han abiertos puertas por ejemplo a hacer workshops en la misma academia donde yo aprendí hacer patrones para comenzar todo esto y poder entregar mi experiencia y conocimientos a mujeres que quieren salir de la misma situación en la que estaba yo hace un par de años atrás. MI carrera no ha cambiado, pero se ha complementado de otras actividades.  
 
¿Descartas utilizar materiales reciclados para hacer de ellos una obra no solo bella y con sentido si no que, amigable con el medio ambiente?
 
 No lo descarto para nada, de hecho he estado investigando si existe alguna tela poliéster amigable con el medio ambiente, pero aún no la he encontrado. Así que si saben de algún dato, no duden en compartirlo! 
 
Por ahora solo estás trabajando con el enfoque del cáncer pero sabemos que existen muchas otras luchas sociales, ¿Te llama la atención crear otra línea de pañuelos que tengan la misma intencionalidad?
 
Sí me llama la atención poder ayudar a otras fundaciones que apoyen otras causas ya sea con animales, reciclaje, medio ambiente, abandonos, abusos, situación de calle etc. Quizás no con pañuelos, pero si con algún producto acorde a la causa que quiera apoyar. 
 
Finalmente, Háblanos de la María Gracia antes de comenzar con este emprendimiento y después de ello:
 
La María Gracia de antes no lo estaba pasando muy bien jaja, estaba en un momento de mucho estrés en su vida, en su antigua pega, de llegar llorando todos los días a su casa sin saber que hacer, ahogada de su situación, y buscando liberar ese estrés y de salir de esa situación se encontró con este nuevo camino del emprendimiento. 
 
Yo siempre dije que no quería emprender, porque me daba miedo el hecho de emprender en sí y por el tema de las lucas, de que hay que invertir mucho para hacer funcionar un emprendimiento y del miedo al fracaso, pero había que intentarlo y aquí estamos. 
 
Hoy estoy mucho más feliz que hace 1 año atrás, de todo lo que he logrado, de perder el miedo al ridículo, a darme a conocer, de perderle el miedo al miedo, hoy estoy orgullosa de mi misma, de poder aportar en un granito de arena en lo que pueda y de conectar con las personas a un nivel que nunca pensé que podía. Todos los planetas se alinearon para que pueda darle el tiempo necesario a este proyecto.  
 
Este proyecto tiene alma, a diferencia de muchas creaciones María Gracia vé en los pañuelos un aliado para poder enfrentar con la frente en alto una enfermedad que en varias ocasiones no solo afecta al cuerpo, sino a la mente y la autoestima.  
 
Los dejamos invitados a que visiten el Instagram oficial @__mariagracia en donde pueden encontrar un montón de diseños coloridos de su segunda colección además de su colaboraciones con la “Fundación Más Feliz” quienes colaboran en conjunto por la felicidad de los niños con cáncer. 
 
Para más información: 
 
+569 8846 1092 
Instagram: @__mariagracia