Creed, Historia y realeza dentro de una botella

Las palabras “familia” y “excelencia” están en el corazón de la casa de perfumes Creed. Todo comienza en 1760 cuando James Henry Creed funda la Casa Creed y sus fragancias rápidamente pasan a ser las preferidas de la Corte Inglesa. Su nombre no tarda en llegar a los oídos -y nariz- de Victoria, Reina de Inglaterra y Emperatriz de la India, quien nombra a Creed como el proveedor oficial de perfumes de la casa real.
 
 
A partir de entonces, la Casa Creed es solicitada por todas las cortes de Europa: Desde Napoleón III y la Emperatriz Eugenia, pasando por Francisco José y Elisabeth del Imperio austrohúngaro, hasta la reina Cristina de España. Las creaciones Creed fueron reconocidas por su calidad, elegancia y originalidad.
 
 
En 1854 la Emperatriz Eugenia se traslada a París y no duda en llevarse a la Casa Creed junto a ella. Por la ya conocida exquisitez de sus fragancias dentro de las élites europeas, Creed se hace famoso rápidamente. Frecuentado por una selecta clientela, Creed creó unos perfumes únicos, verdaderas obras de arte y de composición, adaptados a cada elección personal: fueron más de 200 fórmulas de fabricación artesanal y exclusivas creadas por la familia.
 
 
De padre a hijo
 
Hoy, con domicilio fuera de París, cada aroma se pesa, se mezcla, se macera y se filtra a mano, según la más alta tradición de su fundador James Creed.
 
 
Cada día, el sexto de su generación y maestro perfumista Olivier Creed y su hijo, Erwin Creed, continúan la artesanía desde su laboratorio. Padre e hijo buscan personalmente los elementos más puros de todo el mundo para continuar con el arte de la fabricación de perfumes de Creed: una versión atemporal y moderna de la historia. En botella.
 
 
Métodos tradicionales de perfumería
 
Las fragancias de Creed han sido creadas a partir de esencias de gran calidad. Olivier Creed busca personalmente los elementos más puros de todo el mundo a partir de los cuales elabora sus perfumes: la Rosa de Bulgaria, los jazmines de Francia, el lirio de Florencia y las tuberosas de la India por nombrar algunos.
 
 
La técnica de infusión, ahora abandonada por la industria moderna, permite a Olivier Creed preservar la originalidad de sus fragancias atemporales. Por lo que Creed fabrica un producto inigualable a través de su proceso de infusión único y utilizando los mejores ingredientes naturales.
 
Estas fragancias las puedes encontrar en DPG Boutique, ubicada en Alonso de Córdova 4082, Vitacura o en su página web www.dpgboutique.cl. Conoce más de ellos y sus perfumes en su perfil de Instagram @dpg_boutique.