Sangría Olé, fruto de emprendedores Curicanos

En la actualidad, muchos son los tragos y aperitivos que se han ido sumando al gusto de los chilenos, dejando atrás aquellos años donde solo el pisco Sour o vino eran los protagonistas.
 
Espumante, cervezas, aperitivos Italianos, sangría se han tomado nuestras tardes y mesas, agregando variedad y mucho sabor a un cada vez mas exigente consumidor.
 
Es así como Sangría Olé, después de 4 años en el mercado ha logrado posicionarse, logrando abarcar hoy en dia casi todo el país, con un producto de receta artesanal, 100% chileno y que cada día gana mas adeptos. 
 
Sangría olé es un emprendimiento Curicano, que nace de la mano de los hermanos Álvaro y Camilo Arrau. 
  
Camilo, chef, fue dueño de Cantares, Restaurante de fusión Española- Chilena.
 
Álvaro por su parte, es abogado de Profesión, que siempre tuvo  ganas e impetu de emprender. 
 
Fue asi como el año 2015 nace Sangría Olé. Un trago embotellado, listo para servir, con altos estándares de calidad, desarrollado en su totalidad por los hermanos Arrau en Curicó y que se ha transformado en una alternativa para los Chilenos. 
 
¿Cómo nace la idea de crear la primera Sangría  Chilena?
 
Bueno, mi hermano Camilo, tuvo su restaurant durante varios años y dentro de la carta que ofrecía, estaba la sangría que preparaba, no soló a los clientes que iban al restaurant, sino que también la vendía por litros cuando se la encargaban. 
 
Entre conversación y conversación dijimos….porqué no llevar esa sangría a un nivel mayor, fabricarla y embotellarla con toda la calidad y ofrecerla al mercado. 
 
Así nació la idea, y comenzamos a trabajar en como hacerla, crear el formato, la botella, tipo de tapa, nombre. Fue un trabajo de casi 7 meses, entre la formula de la receta, laboratorio, grados de alcohol, ver cuanto podia durar, aprobar la resolución sanitaria y muchas otras cosas que debíamos resolver. 
 
Registramos la marca,  slogan, elegimos una botella tipo espumante para el formato y trabajamos con una diseñadora en su creación.
 
¿ Qué siguió después de eso?
 
Compramos un Pallet de botellas crudas, lisas. Venía de Santiago a Curicó una persona, a pintar cada botella con una máquina, una matriz y a finales de Julio del 2015 estuvieron listas las primeras Olé para ofrecerlas al público. 
 
¿ Quiénes fueron sus primeros clientes?
 
Comenzamos a hacer entregas a Domicilio. Cada 15 días, recibíamos los pedidos a través de nuestra pagina web, instagram y de nuestros antiguos clientes que la campraban en el restaurant. 
 
Nos fue increíble. Pronto los pedidos comenzaron a ser semanales, todo esto bajo un presupuesto acotado, aportado por nosotros, que habiamos invertido en la fábrica, cubas de aceró inoxidable y mil gastos que se producen cuando comienzas un negocio. 
 
¿ Cómo lograron posicionar a Sangría Olé en un mercado donde hasta entonces, no había otro producto igual?
 
Fuimos la Primera Sangría 100% Chilena en el mercado. Vimos que tuvo una excelente recepción en el público y la quisimos dar a conocer aun más. Postulamos a la Feria Paula Gourmet y fue todo un hit! .
 
El Stand de Olé estaba lleno, había fila para comprar, era un producto nuevo, es decir, nosotros no inventamos la Sangría, pero si la presentamos por primera vez lista para servir, de forma rápida y cómoda. 
 
¿ Qué vino después del éxito en la Feria?
 
Después de todo ese hit, hicimos muchos contactos, entramos a tiendas como Coquinaria, El mundo del vino, supermercado 10. 
Luego vinieron los supermercados Tottus y Jumbo. Que nos dieron la posibilidad de llegar a todo Chile.
Enfocados en nuestro nicho y sin dejar de lado el reparto a domicilio, que le encanta a nuestros clientes.
 
¿ Cuál es el gran plus de Sangría Olé frente a otras alternativas del mercado? 
 
Somos un emprendimiento 100% Chileno y Regional. La primera Sangría hecha en Chile. Que abrió una nueva categoría. 
Siempre recalcamos que somos una fábrica de Sangría, no una viña. 
 
Usamos insumos de primera calidad, nuestra receta es un set complejo de productos, licores, especias, compramos un excelente vino y literalmente cocinamos nuestra sangría. 
 
¿ Cuáles son las mayores dificultades que han enfrentado como emprendimiento? 
 
Ufff no es fácil emprender en Chile. Primero te das cuenta que no existen muchos incentivos, la banca te pone las mismas condiciones que a  las grandes empresas. No hay una discriminación positiva hacia los emprendedores. 
 
Cuando emprendes no hay horario, hay que ser muy meticuloso y ordenado. Debes ser constante y no pensar en el cansancio. 
Nunca faltan las preocupaciones o falta de tiempo para la familia. Pero debes ir acomodandote. 
Durante estos 4 años hemos aprendido a optimizar nuestro tiempo. 
 
¿ Qué proyectos vienen para Sangría Olé?
 
Muchos!!, queremos mejorar siempre.
Tenemos una Sidra que sacamos por temporada, es un nicho pequeño, pero hay funcionado bien. Hay que trabajar ahí. 
 
Exportar es una gran meta. Están los canales, están las ofertas, los interesados. Es un gran desafío que nos gustaría cumplir. 
 
Nos han ofrecido comprar Sangría Olé, pero estamos tranquilos, y con todo el ánimo de seguir mejorando día a día.
 
Es importante incorporar aliados estratégicos, hacer alianzas con empresas más grandes para darle musculatura al tema de alcance nacional en cuanto a puntos de venta. Agrega Álvaro Arrau. 
 
No cabe duda que Sangría Olé ya es un producto reconocido y muy requerido por los consumidores. 
Un emprendimiento regional que con mucho esfuerzo, sacrificio y perseverancia ha logrado conquistar a los Chilenos.
No pueden dejar de probar  y disfrutar esta rica Sangría,  hecha con mucho cariño y dedicación desde el corazón de la región del Maule.