Campaña para incluir un nuevo emoji: “niñas y niños jugando”

Con el fin de promover el derecho al juego como aspecto clave para el desarrollo de la infancia, la Fundación Arcor Argentina, Instituto Arcor Brasil y Fundación Arcor Chile junto a Plaga Digital y Social Media Trends lanzaron la campaña “Un emoji de niñas y niños jugando”

 

La niñez representa un cuarto de la población mundial, pero está sub representada en el universo “emoji”. Las únicas representaciones de niños en este lenguaje son parciales y no se muestran jugando.  Por esta razón se solicitó al  Unicode Consortium  que acepte «Niños y niñas Jugando», y así poder utilizarlo como medio de expresión digital millones de veces, a lo largo del día.

 

El propósito es promover y visibilizar el derecho al juego y su importancia como pilar fundamentales para el crecimiento saludable de los niños.

La acción es global y las firmas para alcanzar el objetivo se pueden plasmar en la plataforma Change.org.

¿Cómo adherirse a la campaña #niñasyniñosjugando?

  • Firmando la petición para que Unicode Consortium la acepte en : fundacionarcor.org/emoji.
  • Poniendo «Me Gusta» o «compartiendo» en Facebook, Twitter y en YouTube el video de la campaña con #NiñasyNiñosJugando.

 De esta manera, entre todos estamos contribuyendo para que la niñez sea más visible.

 

Sobre Fundación Arcor Argentina (1991), Instituto Arcor Brasil (2004) y Fundación Arcor Chile (2015): son entidades fines de lucro, creadas por Grupo ARCOR como expresión del compromiso y la responsabilidad social heredados de los fundadores de la empresa, a fin de promover de manera orgánica y corporativa, el desarrollo integral de las comunidades donde actúa. Su accionar se encuadra en la Política de Inversión Social de Arcor. Trabajan siempre en estrecha relación con la sociedad, bajo la convicción de que la educación es la herramienta clave para la generación de igualdad de oportunidades para la niñez. En más de 25 años de acción en la Región han apoyado más de 3.000 proyectos en escuelas, organizaciones sociales de los que participaron 6 millones de niñas y niñas de Argentina, Brasil y Chile.